Las dos ‘víctimas’ que van por las curules de Paz en el Cesar

0
154
El pasado mes de diciembre Jorge Rodrigo Tovar Vélez hijo del exjefe paramilitar Jorge 40, se inscribió en la Registraduría de Valledupar como candidato a la curul de paz de la Sierra Nevada y Perijá, esto generó gran polémica en la región, porque su padre fue participe de masacres, desplazamientos entre otros hechos violentos en los departamentos del Cesar, La Guajira y el Magdalena, a los que pretende representar Jorge Tovar.

Jorge Tovar, hijo de Jorge 40

Cabe mencionar que el hoy candidato fue coordinador de la Unidad de Víctimas del Ministerio del Interior, su nombramiento también causó revuelo en ese momento. Su aspiración ha dado mucho de que hablar no solo porque estuvo vinculado a dicha entidad, sino además, porque las oficinas de la Unidad de Víctimas en Valledupar actualmente funcionan en un edificio que pertenece a su familia, hecho que fue denunciado por las Víctimas revictimizadas del Cesar.
Quien también aspira a una de las 16 curules es William Romero, conocido en el Cesar por ser la mano derecha de Cielo Gnecco, quien lidera un grupo político que ha sido señalado por actos de corrupción.

William Romero (derecha) junto a Germán Vargas excandidato presidencial.

Romero apoyó las dos campañas del gobernador Luis Alberto Monsalvo, que está actualmente suspendido de su cargo y en prisión domiciliaria por constreñimiento electoral. William Romero también fue gerente de la campaña del candidato presidencial Germán Vargas en el 2018.
Las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz tiene el objetivo de aumentar la representación política en las zonas más afectadas por el conflicto armado, sin embargo el panorama en el Cesar no parece ser el más alentador para las víctimas.

Deja un comentario