Aguas del Cesar, la revolución de la sed

0
203

La empresa Aguas del Cesar al igual que varios entes descentralizados del dominio de la gobernación del Cesar, han dejado de lado el fin para el que fueron creados y se han convertidos en casas de contratación de régimen especial para favorecer con millonarios contratos al cartel de contratistas de la casa de gobierno. Según pudo establecer El Periódico, del año 2011 a 2022 Aguas del Cesar manejó recursos por el orden de $436 mil 621 millones de pesos en 21 proyectos con los que se lograría que los municipios del departamento incluidos en el llamado plan departamental de aguas, contarían con ese servicio, sin embargo, a la fecha ninguna de las poblaciones del Cesar cuenta con el servicio de menara frecuente. Este es el primero de dos informes en los que revelaremos, la historia de Empocesar, su liquidación y la creación de Aguas del Cesar, los millonarios contratos ejecutados a lo largo de su existencia y los contratistas que se han quedado con millonarios recursos de regalías y de la paz en proyectos que al final no entraron en funcionamiento.

Empocesar un problema sin resolver

Antes que el gobierno de Hernando Molina en el año 2006 se le diera por conformar lo que hoy se conoce como Aguas del Cesar, en el departamento prestaba sus servicios la empresa de Obras Sanitarias del Cesar – Empocesar, que habría sido creada en 1976 y cuyos recursos se los enviaba directamente la Nación. Durante sus años de operación fue la encargada de construir la mayoría de los acueductos y redes de alcantarillados que hoy existen en el departamento, además de tener la operación de las empresas de servicios públicos de los municipios y prestar los servicios de aseo.

Con la ley 12 de 1986 llega la Descentralización Administrativa y en el año 1990 mediante resolución 50226 se ordena la liquidación de Empocesar y el gobierno Central deja en mano de los municipios la operación de los servicios de acueducto, aseo y alcantarillado, y con ello llegan los recursos del Sistema General de Participación de los cuales un porcentaje es para saneamiento básico.

Con el decreto que ordenó la liquidación de Empocesar, mas de 100 empleados que tenían la empresa quedaron sin trabajo y hoy algunos sin liquidación, El Periódico también conoció que en el gobierno de Cristian Moreno Panezzo, mediante fallo de un juez se ordenó la liquidación de la entidad y se designó al señor José Agustín Mena Contreras como liquidador, no obstante a la fecha nada ha sucedido. Una fuente de alto crédito aseguró que la cuantías por pagar a exempleados de Empocesar son incalculables pero que hoy los afectados no saben ante quien acudir. Mientras que los bienes que estaban en poder de la empresa en liquidación no se sabe en manos de quien quedaron. Pese a este historial y que Empocesar no ha sido liquidada ni han resuelto el sin número de líos judiciales y administrativos con el personal que les prestó sus servicios, tanto a la gobernación como socio principal y a los municipios que la conformaban, estos han guardado silencio y esos mismos socios le dieron vida a Aguas del Cesar.

Aguas del Cesar, el origen

En el 2006 en el gobierno de Hernando Molina junto a 10 alcaldes del Cesar, constituyen Aguas del Cesar bajo la figura de una empresa de sociedad anónima y a su vez de servicios públicos, es decir se llamaría Aguas Del Cesar S.A .E.S.P, donde su actividad principal era la prestación de servicios públicos como registra en la escritura de constitución, no obstante a la fecha Aguas del Cesar no tiene un solo acueducto en operación ni presta de forma directa ningún servicio público, lo que hace que la superintendencia de servicios públicos los tenga en el radar debido a que viene incumplido la actividad principal para la que fue creada.

Durante los 16 años que lleva de creada Aguas del Cesar, se ha enfocado en su actividad secundaria que es la construcción de infraestructura, es así como a realizado millonarias inversiones en el proyecto denominado plan departamental de agua y la revolución del agua, ambos realizados bajo la era Monsalvo Gnecco, no obstante, la población del Cesar padece por la falta del liquido y que a través de las tuberías les llegue agua no apta para el consumo humano.

La millonaria contratación para optimización de acueductos y el pueblo con sed

Aunque Aguas del Cesar arrancó su vida jurídica en el año 2002 fue hasta el 2011 cuando comenzó a ejecutar millonarios recursos en los municipios del Cesar. El Periódico realizó un análisis de la contratación por municipio y estas han sido las inversiones para la optimización de los acueductos y alcantarillados pero ambos servicios presentan falencias.

  1. Valledupar: del año 2020 a 2022 se han realizado inversiones por parte de Aguas del Cesar por $64mil 841 millones de pesos que se ejecutaron a través de seis contratos.
  2. Tamalameque: del año 2013 al 2019 se ejecutaron 11 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $3’821 millones de pesos.
  3. San Martín: del año 2013 al 2017 se ejecutaron seis contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $2´662 millones de pesos.
  4. San Alberto: del año 2013 al 2020 se ejecutaron 14 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $18 mil 969 millones de pesos.
  5. Río de Oro: del año 2011 al 2020 se ejecutaron 13 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $5´325 millones de pesos.
  6. Pelaya: del año 2013 al 2022 se ejecutaron 12 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $10 mil 642 millones de pesos.
  7. González: del año 2013 al 2019 se ejecutaron seis contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $2’435 millones de pesos.
  8. Pailitas: del año 2012 al 2020 se ejecutaron 13 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $ 8’502 millones de pesos.
  9. La Paz: del año 2012 al 2021 se ejecutaron 21 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $18 mil 830 millones de pesos.
  10. La Jagua de Ibirico: del año 2012 al 2021 se ejecutaron nueve contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $3’102 millones de pesos.
  11. La Gloria: del año 2013 al 2022 se ejecutaron 17 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $9’067 millones de pesos.
  12. Gamarra: del año 2016 al 2021 se ejecutaron 6 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $2’762 millones de pesos.
  13. El Paso: del año 2012 al 2021 se ejecutaron 12 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $4´541 millones de pesos.
  14. El Copey: del año 2013 al 2022 se ejecutaron 16 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $11 mil 650 millones de pesos.
  15. Chimichagua: del año 2013 al 2022 se ejecutaron 24 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $24 mil 910 millones de pesos.
  16. Bosconia: del año 2013 al 2022 se ejecutaron 15 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $23 mil 520 millones de pesos.
  17. Codazzi: del año 2011 al 2022 se ejecutaron 32 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $116 mil 849 millones de pesos.
  18. San Diego: del año 2014 al 2021 se ejecutaron 7 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $3’775 millones de pesos.
  19. Curumaní: del año 2011 al 2022 se ejecutaron 12 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $13 mil 115 millones de pesos.
  20. Astrea: del año 2012 al 2021 se ejecutaron 23 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $37 mil 174 millones de pesos.
  21. Aguachica: del año 2014 al 2022 se ejecutaron 14 contratos para la optimización de acueducto y alcantarillado por valor de $50 mil 111 millones de pesos.

Deja un comentario