22.7 C
Valledupar
lunes, febrero 26, 2024

Presidente, en el Cesar hay que combatir la corrupción ‘sin miramientos’

Lo más leído

El presidente Gustavo Petro, dijo en el discurso durante su posesión que “combatirá la corrupción sin miramientos”, esa sería una iniciativa para aplaudir en el departamento del Cesar, si la llevara a feliz término, teniendo en cuenta que esta región del país está ávida de un cambio de verdad, no como el que prometió el actual alcalde de Valledupar Mello Castro González, o la renovación que prometieron los congresistas electos, que terminan siendo más de la podredumbre política que concentra el poder para robarse el erario de forma descarada con la complicidad del sistema judicial y de control.

Lo primero que hay que hacer, no es lo que contenía la misiva que le enviaron los gremios del Cesar al presidente Gustavo Petro, pues ellos piden inversión. La pregunta es ¿De qué sirve que el gobierno nacional priorice recursos para el departamento del Cesar si la clase dirigente que tenemos actualmente se los roba a través de contrataciones fraudulentas o de papel?
En las próximas líneas de este editorial voy a hacer un breve recuento de la plata que ha llegado al Cesar y que ha terminado en todas partes menos en inversión para el disfrute del pueblo. (ojalá estas líneas redactadas con dolor de región se las hagan llegar al presidente Gustavo Petro).

Así han malversado recursos de regalías en Valledupar y otros municipios:

En Valledupar, se invirtieron los recursos de regalías en el proyecto de vivienda Porvenir, dicho proyecto fue pensado para las personas desplazadas, sin embargo, no han sido entregadas en su totalidad a los beneficiarios, entre las entidades implicadas aparecen, Comfacesar, la alcaldía de Valledupar y Fonvisocial. En el municipio de La Jagua de Ibirico se construyó con recursos de regalías las viviendas de interés social para las comunidades afro, hoy las casas no han sido entregadas por que no tienen vías de acceso, ni los servicios necesarios para habitarlas, el proyecto está en abandono.

Del programa del estado de Pagos por servicios ambientales los corruptos se hurtaron el erario:

A través del programa de pagos por servicios ambientales, el municipio de Valledupar y el departamento, recibieron millonarios recursos de la nación, no obstante, un cartel de empresas se asoció para robarse los recursos, la fiscalía anticorrupción en el Cesar puede dar fe de lo acá expuesto. Ninguno de estos proyectos hoy existe, pese a que debieron hacerle seguimiento para que perduraran en el tiempo, pues para eso se concibió el programa.

El departamento del Cesar fue noticia por el desfalco a La Paz, debido a que los dirigentes jóvenes, paridos en esta tierra, se amangualaron para quedarse con los recursos de la paz.

Más de 630 mil millones fueron destinados para los municipios PDET como Valledupar, Codazzi, La Paz, Pueblo Bello, Manaure, La Jagua de Ibirico, Becerril y San Diego para inversión en su zona rural, hoy proyectos como los paneles solares en muchos corregimientos de estos municipios fueron un fracaso, así como las vías y los proyectos de acueductos rurales, debido a que quedaron en manos de los carteles de la contratación que operan en el departamento, en la que tienen las manos metidas alcaldes y congresistas.
En el Cesar también hay entidades corruptas que se convirtieron en la chequera de bolsillo para la clase dirigente de esta región del país. Estas son algunas:

La empresa Aguas del Cesar; En manos del clan Gnecco, ha manejado millonarios recursos incluidos los del escándalo de la paz. No obstante, en el Cesar, aún sus habitantes se bañan con totuma.

Idecesar, realiza convenios para evadir la licitación pública en el Secop II. Ya no apoya a los emprendimientos de los jóvenes del Cesar, que fue para que se creó, sino que se dedica a hacer millonarias contrataciones ambientales, como los que realizó con el cartel de contratistas que se adueñó del programa de pagos por servicios ambientales.

Otro es el Sistema Integrado de Transporte de Valledupar, SIVA, quien no ha priorizado la puesta en marcha del transporte público en la ciudad, sino que se dedicó a manejar la contratación de obras civiles, como la reconstrucción del Centro Histórico de Valledupar cuyos contratos terminan en manos de carteles a fines al clan Gnecco.

Con estos antecedentes del departamento, el señor presidente, que seguro no fue expuesto en la misiva que le enviaron los gremios, le queremos decir que, para acabar los índices de pobreza en el Cesar, no se requiere de millonarias inversiones, sino de una depuración sin “miramientos” a la clase dirigente.

- Advertisement -spot_img

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Nota Patrocinada -spot_img

Últimos artículos