25.9 C
Valledupar
domingo, julio 14, 2024

El alcalde Mello Castro dejó sitiada por la delincuencia a Valledupar

Lo más leído

A portas de finalizar el mandato del alcalde de Valledupar, Mello Castro González, es válido realizar un balance de las estrategias implementadas en materia de seguridad por su administración, desde el año 2020 hasta la fecha y cuáles han sido los trabajos articulados entre la secretaría de Gobierno municipal y el departamento de Policía de este departamento y además preguntarse; ¿En qué se ha invertido los recursos del fondo de seguridad que maneja tanto el municipio como el departamento? Porque la excusa de que los problemas de inseguridad se están viviendo en todo el país, suena a una frase de cajón, con la que las autoridades territoriales pretenden lavarse las manos y justificar los asesinatos, los hurtos y la oleada delincuencial que no da tregua.

Mello Castro González, alcalde de Valledupar

Arranquemos por el primer año, 2020, pese a la pandemia del COVID-19, en Valledupar se presentaron 68 homicidios en la capital del Cesar, y desde ese año en adelante se acrecentaron los homicidios sin contar otros delitos como el hurto. Ese año presagiaba lo que ocurriría en los años venideros y es que no es para menos el alcalde Mello Castro se creyó que él era Alex Char en la ciudad de Barranquilla y le declaró la guerra frontal no a la delincuencia, sino, al comandante de policía del Cesar de ese entonces, al punto de lograr que fuera trasladado de estas tierras.

Con la llegada de un nuevo comandante de policía, y con cero estrategias para enfrentar la delincuencia que golpeaba a la ciudad, en el año 2021 se registraron 100 los homicidios, según reporte de Medicina Legal. Al cierre de ese año se comenzaron a analizar las herramientas tecnológicas con las que cuenta las autoridades, para combatir la delincuencia y salió a la luz que más de la mitad de las cámaras instaladas en las principales vías de Valledupar, no funcionan, y eso dificulta identificar los movimientos de los delincuentes.

La situación fue tan delicada que llegó al concejo de Valledupar. Así quedó registrado en un debate de control político realizado por el concejal José Eduardo Gnecco “En el 2021 funcionaban 78 Cámaras y ahora funcionan menos. Necesitamos promover las condiciones necesarias que garanticen una convivencia segura y en paz en el municipio”

Para el año 2022 la situación no mejoró, ese año se registraron según fuentes oficiales 149 homicidios, y ante ello se vio al alcalde de Valledupar, pidiéndole a través de su cuenta de X resultados a la policía, pero hasta ahí, la tesis con la que ganó la alcaldía, de poner en marcha la policía Metropolitana para fortalecer la seguridad en la ciudad se cayó, sí, después que se prestó para inaugurar a medias unas instalaciones que nunca entraron en funcionamiento. El secretario de gobierno de la ciudad, ha hecho de todo menos manejar una estrategia clara que le permita a las autoridades atacar la delincuencia y a la ciudadanía disfrutar de la ciudad.

En el año 2023, al cierre de este editorial en Valledupar se habrían registrado 120 homicidios. A mes y medio de terminar la única estrategia que existe, al parecer, es salir a ofrecer recompensas después que ocurren los asesinatos. Pero las recompensas son selectivas y de acuerdo al personaje, por ejemplo, para el agente del CTI de la Fiscalía, Carlos Javier Martínez Fragoso, no hubo ningún pronunciamiento de las autoridades, recordemos que este crimen sucedió el 27 de octubre en pleno corazón de Valledupar. No obstante, después de ocurrido el crimen de Robert Cerchar Charris el día 10 de noviembre, la gobernación del Cesar ofreció 50 millones de pesos de recompensa, mientras que la alcaldía ofreció 20 millones. Aunque no se conoce a que se debe la selectividad, lo cierto es que Valledupar está sitiada por la delincuencia.

Según los analistas en seguridad, existen varios factores que influyen en la inseguridad que perturba la ciudad, la primera es la guerra por el mercado de estupefaciente que opera sin control en Valledupar y la segunda es la cárcel de máxima seguridad que está en las afueras de la ciudad y donde han llegado personajes de alta peligrosidad con todas sus estructuras. El análisis al respecto entonces es; si saben cuáles son los factores y donde están ubicados, ¿Por qué no los atacan?

- Advertisement -spot_img

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Nota Patrocinada -spot_img

Últimos artículos