22.7 C
Valledupar
lunes, febrero 26, 2024

Grande, carnuda y jugosa, así es: El Arepazo de la Negra

Lo más leído

Marquesa Paola Mier es el nombre de la mujer que se ha hecho popular en la capital del Cesar, no solo por sus deliciosas arepas sino también por su particular forma de ofrecer su producto.

Oriunda de Orito, departamento de Putumayo, madre soltera con dos hijos, llegó inicialmente a Bogotá, en donde buscó mejores oportunidades para su familia, pero encontró en Valledupar las circunstancias indicadas para comenzar con su negocio. “Siempre me ha gustado la cocina, me gustaba viajar mucho y vivía preparando cositas pequeñas”, dijo la negra.

Su peculiar forma de ser, hicieron que su negocio adquiriera popularidad. Cuenta que cuando estaba embarazada de su hijo e iba a los cursos psicoprofilaxicos, se le antojaban las arepas rellenas que vendían frente a la clínica, a raíz de eso, la idea le quedó en la cabeza y en un momento de dificultad, al no encontrar empleo, recordó el emprendimiento y empezó a vender empanadas frente a las instalaciones de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia. Tiempo después, quiso incursionar más en el mundo de la cocina y empezó a preparar sus populares arepas rellenas, que hoy son conocidas como “El Arepazo de la Negra”, nombre que le dio debido a que quería resaltar entre los negocios de comidas rápidas.

“Me di cuenta que aquí en Valledupar todo es extravagante y yo quería que mi emprendimiento sonara como algo grande, que la gente le gustara comerse y quedara llenito” indicó.

En el Parque de las Madres fue donde inició su locura, manifiesta ella. En ese lugar fue donde oficializó su negocio y afortunadamente fue bien recibida por la comunidad, pues el sabor de su arepa es inigualable, además, su jocosa jerga le permitió llegar a todas las personas que la apoyan hoy día.

“Comencé diciendo mi repertorio; la tengo grande, carnuda, olorosa y jugosa; Venga cómame la arepa; así fue como empecé a ofrecer el producto a la gente”

A raíz de su característico vocablo, el Arepazo de la Negra fue creciendo y recuerda como a través de su afamado emprendimiento ha podido ayudar a otras personas, pues son, al menos, siete empleados que día a día deleitan a los valduparenses con las deliciosas arepas de Marquesa. No obstante, no la ha tenido fácil, pues, según ella, los problemas económicos no faltaron, sin embargo, comenta que una vez se tiene la voluntad y la decisión de empezar, todo va tomando rumbo.

Poniendo a Dios siempre a delante declaró que en el futuro quiere poner un punto del Arepazo de la Negra en ciudades como Santa Marta, Barranquilla, Cartagena y Bogotá, no solo para crecer económicamente, sino para ayudarle a la gente.

“A mí lo que me gusta es ayudarle a la gente, generando empleo y volver del Arepazo una familia porque yo no los veo como empleados sino que juntos estamos buscando un bienestar”, señaló La Negra.

A Marquesa siempre la vemos alegre y sonriente, tiene una historia de amor, resiliencia y crecimiento en sus huellas y junto a sus hijos trasmite un emotivo mensaje para quienes desean emprender.

“Nunca dudes de ti porque va a haber gente que no quiere verte progresar” finalizó.

- Advertisement -spot_img

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Nota Patrocinada -spot_img

Últimos artículos