22.7 C
Valledupar
lunes, febrero 26, 2024

Viuda del juez Miguel Ángel Martínez asegura que hay obstrucción en la Justicia

Lo más leído

Silbelly Solano Iguarán, quien fuera la esposa de Miguel Ángel Martínez Cabello, Juez Primero Promiscuo Municipal de Maicao, quien fue asesinado en un aparente atraco el pasado 25 de febrero en el sector del Boliche de Valledupar, pide justicia. La mujer asegura, que ha habido obstrucción en el proceso, debido a que pese a las pruebas recolectadas no se ha registrado ninguna captura, pese a que la fiscalía tiene identificada la banda que asesinó a su esposo.

Solano Iguarán, en diálogo con El Periódico, pidió que el asesinato de su esposo no quede en la impunidad porque más que un Juez de la república, Miguel Ángel Martínez, era un esposo, un padre, un hijo.

E.P.: ¿Qué sabe del asesinato de su esposo?  

S.S: Miguel Ángel estaba polarizando el carro y lo estaba esperando sentado afuera del local en el sector del parque los Varaos en Valledupar, cuando uno de los de la banda llega y le dice a Miguel Ángel que le dé todo y él accede y le dice llévate todo, sin embargo, pese a que le dio todo, le disparó en dos ocasiones, mi esposo reacciona y logra dispararse por eso el joven que fue identificado como Meiker de Jesús Jiménez Tamayo muere en el lugar de los hechos. Mi esposo quedó consiente y él me dijo en repetidas ocasiones que ese señor Jiménez Tamayo, lo quería matar, porque a pesar de que él no se opuso después que le quitó la cadena le disparó.

Meiker de Jesús Jiménez Tamayo fue quien ocasiono los disparos a Miguel Ángel Martínez Cabello

E.P.: ¿Cómo ha avanzado la investigación?

S.S: Según el doctor Pedro, (fiscal delegado de la ciudad de Bogotá) dice que ha avanzado en la investigación, pero yo no me explico por qué está tan lenta. Nosotros conocimos que el día 27 de febrero del 2023 Julio Eduardo Gámez Herrera, quien participó en el asesinato de mi esposo, declaró ante la fiscalía de forma voluntaria, dijo que él manejaba el taxi donde transportaban a otros participantes, objetos hurtados y las armas con las cuales se cometían los hurtos, además, él también indicó que ayudaba a identificar a las personas objeto de hurtos.

E.P.: ¿Quién es Julio Eduardo Gámez Herrera?

S.S: Julio Eduardo Gámez Herrera participó en el asesinato de mi esposo, era quien conducía el taxi donde movilizaban a los asesinos y las armas. Es hijo de Sandra Herrera Berdugo, quien trabaja como asistente de la Fiscalía Segunda Especializada de Valledupar en cabeza de Rafael Martínez, conocido como ‘PIN’ y que puede ser esta la razón por la que no se conoce el paradero de Julio Eduardo Gámez Herrera. Él solo admitió sus errores, y posteriormente desapareció, cosa que ha llevado a que la investigación se haya limitado; se ha tratado de que su mamá, por ser funcionaria de la misma rama judicial, colabore, pero no ha sido posible.

Julio Eduardo Gámez Herrera, participe del asesinato de Miguel Ángel Martínez Cabello

E.P.: ¿Qué le pide a la Madre de Julio Gámez Herrera?

S.S: Estamos en un constante duelo y dolor, por eso pido justicia, yo le pido a la señora Sandra Herrera Berdugo, que entregue a su hijo o que ayude a las autoridades para que dé con su paradero, para que el muchacho ayude y poder avanzar y no sea un caso más que quede a la deriva, donde murió una persona y los que lo asesinaron sigan delinquiendo.

E.P.: Todo el mundo habla de la muerte de un Juez, pero ¿quién era Miguel Ángel para usted?

S.S: Miguel Ángel, era un padre, hijo, hermano, también era desde hace cuatro años, Juez Primero Promiscuo Municipal de Maicao, La Guajira, sin embargo, su arraigo natural era de aquí de Valledupar, por eso venía a cada rato a la ciudad aquí estaban sus dos hijas pequeñas, yo estaba embarazada, no alcanzó mi hijo a conocer a su papá; por ese dolor que nos causaron, a sus hijos, a sus hermanos a mí, hoy pido justicia.

E.P.: ¿Tenían planes para ese fin de semana?

S.S: Él había venido para un cumpleaños, y nos estábamos alistando para irnos para Cartagena, estábamos hablando por WhatsApp y después me estaba llamando, pero yo no alcancé a contestar, lo último que me dijo era que iba a hacer unas vueltas y luego iba a ir a almorzar al municipio de La Paz, yo le había dicho que llegaba en la tarde, por eso cuando me llamaron y me dijeron que estaba herido, pensé que los hechos habían sucedido en La Paz.

 

- Advertisement -spot_img

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Nota Patrocinada -spot_img

Últimos artículos