25.9 C
Valledupar
domingo, julio 14, 2024

UPC, del paramilitarismo a los clanes políticos

Lo más leído

La lucha por el dominio de la Universidad Popular del Cesar, UPC, desde los años 1990, hasta la fecha ha dejado un río de sangre del que hoy nadie se atreve a hablar, según documentos que soportan los relatos recopilados por la Defensoría del Pueblo en el año 2016, los paramilitares asesinaron estudiantes que promovían el discurso crítico, algunos fueron sacados de sus viviendas y encontrados muertos en los corregimientos aledaños a Valledupar, otros fueron asesinados y embalados en bolsas en el mismo campus universitario, los docentes y sindicalistas corrieron la misma suerte, la guerra por UPC fue tan atroz, que hubo docentes asesinados dentro de la misma universidad. Hoy, aunque los ríos de sangre han bajado su caudal, aun dentro del claustro educativo hay secuelas de la guerra por el poder incrustado en las alas del poder interno, del Alma Mater del Cesar.

Robert Trinidad Romero Ramírez, Rector de la Universidad Popular del Cesar.

La disputa por la UPC, ya no es entre miembros de los paramilitares de forma directa, sino, entre clanes políticos del Cesar, que se pelean uno de los botines electorales más grande de este departamento, la universidad maneja cerca de 1.300 profesores, cerca de 20 mil estudiantes, y más de 300 personas en el área administrativa, es por ello, la importancia de tener alfiles en cada estamento, principalmente en el Consejo Superior, que es el órgano encargado de escoger el rector, y deliberar y decidir sobre decisiones trascendentales sobre inversiones y ejecución de proyectos en la universidad.

Después de los super poderes que tiene el Consejo Superior de la UPC y que le sirve para negociar puestos y contratos, sigue la autonomía que tiene el rector en este caso Robert Trinidad Romero Ramírez, para contratar a dedo los millonarios proyectos que son liderados por la oficina de planeación y que son viabilizados económicamente por la vicerrectoría Administrativa.

Los consejeros y sus intereses

El Consejo Superior de la Universidad Popular del Cesar está conformado por un representante de los exrectores, un representante de los gremios del departamento del Cesar, un representante de los egresados, uno de los estudiantes, un representante de los administrativos, un representante de los docentes, un delegado de la gobernación, uno del presidente y uno del Ministerio de Educación, todos con algún interés.

Carlos Darío Morón Cuello, por exrectores

Su llegada a la rectoría de la UPC, se habría dado por ella en los años 80, los registro sobre su efímero paso por el máximo puesto del Alma Mater son muy pocos, casi nadie lo recuerda, pues hoy solo se habla de la labor que desde hace casi 30 años, realiza como rector en la Universidad de Santander Udes, campus Valledupar, sin embargo, de lo que casi nadie habla y hasta en la reseña del portal de la Udes no registra es que Carlos Morón Cuello es miembro activo del Consejo Superior de la UPC, miembro de la junta del CDT Ganadero, manejado por el Clan Gnecco, y también hace parte junto a Gelka Gutiérrez Barranco, directora de la Universidad Andina, del Programa de Desarrollo y Paz del Cesar, con los que piensan jalonar recursos para diversos proyectos.

Los registros de Carlos Darío Morón Cuello como concejero comienzan aparecer en el año 2000, cuando se aprobó la reelección de Roberto Daza Suarez, desde ese entonces su participación ha sido activa en la UPC, algunos docentes señalaron que varios procesos académicos han sido truncados en la universidad, como la apertura de la carrera de fisioterapia, a la que al parecer no le dan vía libre debido a que sería competencia para la Udes.

Con la llegada de Robert Trinidad Romero Ramírez hubo un cambio de roles, coincidencialmente llegó a la vicerrectoría académica de la UPC, en el mes de julio de este año Hedilka Judith Jiménez Ríos, quien fue vicerrectora académica de la Udes y mano derecha de Carlos Morón Cuello, este nombramiento al parecer obedece a acuerdos previos a la elección del actual rector, pues Morón Cuello habría sido uno de los gestores de la llegada a la rectoría de la UPC de Robert Trinidad Romero Ramírez.

Hedilka Judith Jiménez Ríos, Vicerectora Académica de la Upc.

La Universidad de Santander Udes se ha visto beneficiada con más de 10 contratos con la gobernación del Cesar, gracias a la cercanía de Carlos Morón Cuello, con Luis Alberto Monsalvo Gnecco, relación que data de hace muchos años pero que se fortaleció con la elección del exrector de la UPC, José Sierra Lafaurie, la cual fue liderada por el representante de los exrectores en la sala de junta de la gobernación del Cesar. Por esa elección tiene una sanción vigente por pagar al ministerio de Educación que sobre pasa los siete millones de pesos.

Sanción económica en contra de los consejeros por haber elegido de forma irregular, a uno de los exrectores de la Upc.

Juan Camilo López Nacimiento, representante de los estudiantes

Ingresó a la universidad como estudiante de derecho, a los pocos semestres de iniciar su carrera se hizo visible al colocarse al frente de las diferentes protestas que se realizaron en la UPC, se postuló como candidato al Consejo Superior de la universidad y para poder ostentar dicho cargo se inscribió en otra carrera, debido a que ya había finalizado su carrera como abogado cuando iba a ser elegido.

Al igual que todos los consejeros de la universidad, también habría hecho sus peticiones antes de darle el voto a Robert Trinidad Romero Ramírez, para que fuera rector, fuentes de alto crédito aseguran que pidió que se colocara en la vicerrectoría administrativa a Orlando Gregorio Seoanes Lerma, con quien al parecer habría tejido una amistad desde las épocas de las protestas cuando Juan Nacimiento las lideraba y Orlando Seoanes era el negociador por parte de la UPC, además de que este último habría financiado la campaña para que Nacimiento llegara al Consejo Superior.

Las manifestaciones realizadas por Juan Nacimiento en la UPC, habrían llegado a su fin después de recibir un contrato por $19 millones de pesos, para un proyecto de investigación el 21 de junio de 2021, no obstante, el contrato fue legalizado y se mantuvo vigente hasta enero de 2022, debido a varias denuncias renunció, pues no podía tener contrato con la universidad siendo miembro del concejo superior.

Hace parte de la rama judicial y es uno de los alfiles más cercanos al rector Robert Trinidad Romero Ramírez, su elección habría presentado serias inconsistencias, una de ellas es que para la fecha de su inscripción no registraba como asistente como lo estipula el reglamento, sino, que figuraba con la categoría de auxiliar, tal como lo prueban los comprobantes de pagos de la universidad en el mes de octubre, el mismo mes en el que hizo su inscripción para participar en la escogencia del representante de los docentes al Consejo Superior.

José Pérez Yency, representante de los egresados

Ha estado siempre vinculado a la universidad, se hizo visible durante la rectoría de Raúl Maya Pabón, ha sido cercano a la casa de Cambio Radical en el Cesar al punto que hizo parte de la Unidad de Trabajo Legislativo, UTL, del representante a la Cámara, Eloy Chichí Quintero y hoy hace parte de la UTL de Carlos Felipe Quintero, el nuevo representante de la casa Quintero en el departamento del Cesar.

Según pudo conocer El Periódico, hoy Pérez Yency, es el enlace entre el rector Robert Trinidad Romero Ramírez y el representante, al punto que colocaron a su disposición una oficina dentro de la UPC, sobre él llegaron otra serie de denuncias relacionados con contratos de papel, no obstante, no haremos referencia, pues apenas inician las indagaciones periodísticas.

Imputado por corrupción y maneja los recursos de la UPC

Dos vicerrectorías que funcionan como la columna vertebral de la Universidad Popular, hoy están en manos cuestionadas; la primera es Vicerrectoría Administrativa, en manos del señor quién en el año 2015, le dictaron medida de aseguramiento en casa por cárcel, por haber hecho parte de una estructura criminal que desfalcó las arcas del Sena en el Cesar, cuándo se desempeñó como tesorero de la entidad. Según artículos de prensa de la época, el señor Seoanes Lerma, habría desviado recursos públicos de la entidad a cuentas de terceros, pese a estos antecedentes el rector de la UPC, Robert Trinidad Romero Ramírez, le concedió la chequera de la universidad que se maneja desde la vicerrectoría administrativa.

Orlando Gregorio Seoanes Lerma, trabaja en la universidad gracias a un permiso para trabajar que le concedió un juez de la República, en sus manos tiene el manejo de la contratación, talento humano, presupuesto, contabilidad, bienes y servicios, es decir, maneja todo lo que se traduzca en dinero en la Universidad Popular del Cesar, pese a ser imputado por malversación de recursos públicos hoy es la mano derecha de Rober Trinidad Romero Ramírez.
Ante este caso la Unidad Investigativa de El Periódico solicitó al Juzgado Municipal competente la situación judicial de Seonaes Lerma.

De la escuela de un imputado por corrupción contra la administración pública

Según pudo conocer El Periódico, Robert Trinidad Romero Ramírez, a su llegada a la rectoría habría pedido la renuncia a todos los jefes y vicerrectores, menos a quien llegó al cargo de jefe de planeación de la mano de Sergio Araújo, pero que al poco tiempo lo traicionó y cuando el partido Centro Democrático perdió el manejo de la UPC, él se pasó para el bando que quedó al interior del Alma Mater y comenzó a obedecer al representante conservador Alfredo Ape Cuello, en la jefatura de planeación, es desde allí donde se gestan los grandes proyectos y se planea en que se van a invertir los recursos que llegan a la UPC, es decir en las manos de dos personas cuestionadas como Seoanes e Iglesias está puesto el desarrollo de la UPC.

Álvaro Iglesias Ibarra, viene de la escuela del exalcalde de Valledupar condenado y luego absuelto por corrupción Luis Fabian Fernández Maestre, militó en el partido Liberal durante varios años y luego se convirtió en uno de los alfiles más fieles del equipo azul, a su llegada a la universidad se echó al bolsillo a Ape Cuello limpiando el camino para la construcción de la piscina olímpica y el coliseo para los Juegos Bolivarianos que aún no se han terminado, los recursos para estas obras fueron gestionados por el congresista y la obra fue ejecutada entre otros contratistas por la familia Cayón y Medina.

La estadía de Álvaro Iglesias Ibarra, es sostenida por Robert Trinidad Romero Ramírez, quien meses antes de ser elegido rector, le dieron la bienvenida en el equipo azul, es decir el rector, hoy hace parte de las diferentes bandas políticas del Cesar, hoy obedece al clan Gnecco, a los Cuello, a la casa Quintero y estaría trabajando de la mano con varios ex rectores, principalmente con Carlos Darío Morón Cuello.

Este es el momento en que gracias a las facultades otorgadas por el señor Robert Trinidad Romero Ramírez, a Orlando Gregorio Seoanes Lerma, Posesionó como Vicerrector de la universidad sede Aguachica a Wilfred Smith Torres Gutiérrez de Piñerez, quien fue candidato a la alcaldía de esa población, y apoyó al representante a la Cámara Alfredo Ape Cuello, en las recientes elecciones del congreso.

La decana

Sandra Milena Acosta González, es la decana de derecho de la UPC, sobre ellas pesan varias denuncias por algunos manejos irregulares en la universidad, uno de ellos con el tribunal de Garantías del cual es la presidenta, no obstante, El Periódico obtuvo varios documentos, que prueban que la mujer benefició a su esposo Casimiro Cuello, en la designación de unas horas cátedras para dictar clases durante unos seminarios en la universidad durante el año 2021.

Sandra Milena Acosta González, firmaba las autorizaciones de los pagos de su esposo quien hacía las veces de catedrático en los seminarios que salían de la facultad de la cual, ella era la decana.

 

 

 

- Advertisement -spot_img

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Nota Patrocinada -spot_img

Últimos artículos