¿Una corporación para delinquir?

0
664

Newton Glenn Sequeda, quien fue tesorero de la Corporación de Desarrollo Social Creciendo y que hoy se llama Corporación Social, Ambiental y Deportiva – Coosade, firmó en nombre de la alcaldía de Pueblo Bello en el Cesar, tres contratos en favor de su antigua empresa que sigue en manos de los que, hasta diciembre de 2019, figuraron como sus socios, además de tener un vínculo afectivo con la actual secretaria de la corporación Sandra Milena Durán Liñán.

De las millonarias contrataciones realizadas por la alcaldía de Valledupar en el gobierno de Augusto Daniel Ramírez Uhía, en el periodo 2016-2019, la relación con una corporación a la que le dieron un contrato de $592 millones de pesos, para preparar a los estudiantes del grado 11 de los colegios públicos para su ingreso a la universidad, tienen al exmandatario con un nuevo lío judicial al igual que al exsecretario general José Juan Lechuga y al exsecretario de educación Luis Carlos Matute. Pero mientras esto pasa, La Corporación de Desarrollo Social Creciendo a la que le dieron el contrato y que facturó la hora de alquiler de video beam por 100 mil pesos y alquiler de portátiles la hora a 135 mil pesos, además de falsificar cuentas de cobros e informes de actividades según la Fiscalía, sigue contratando no solo en el Cesar, sino en los departamentos de Guajira y Magdalena.

La Corporación de Desarrollo Social Creciendo fue creada el 11 de febrero de 2013 por Carlos Andrés Trespalacios Liñán, Manuel Resurrección Gutiérrez Pérez y Yolima Yadira Montero Palencia, con un capital de $25 millones de pesos.

El 15 de mayo de 2015 hacen una segunda acta donde incluyen al señor Newton Glenn Sequeda Posada, como vocal de la Corporación. Hoy Sequeda Posada, ostenta el cargo de secretario de planeación del municipio de Pueblo Bello. Ese mismo año otro integrante de la familia Trespalacios llega a integrar la Corporación, se trata de Daniela Marcela Trespalacios Liñán, quien desde ese momento asume como representante legal. Mientras Newton Glenn Sequeda pasó a ser tesorero hasta el año 2019, sale para vincularse a la alcaldía de Pueblo Bello en el año 2020 en la secretaría de Planeación.

Aunque el objeto contractual era amplio y estaba relacionado con temas ambientales, a esta corporación le fueron otorgados múltiples contratos relacionados con la logística para el deporte. Su primera experiencia se la otorgó al Club deportivo Rudato Publicidad y de ahí en adelante, los municipios como; Pailitas, Chiriguaná, Chimichagua, Pueblo Bello, entre otras alcaldías.

El Periódico pudo establecer que la Corporación de Desarrollo Social Creciendo, para que le otorgaran el contrato en la alcaldía de Valledupar, hizo la inscripción del Registro Único de Proponente en la Cámara de Comercio con 75 contratos relacionados con actividades deportivas, de recreación y logística, ninguno de los contratos superan los $30 millones de pesos, ni tenían relación con el objeto del contrato que le fue otorgado por el alcalde Augusto Daniel Ramírez Uhía que era para capacitar a estudiantes.

El 27 de diciembre año 2019 la Corporación de Desarrollo Social Creciendo, después de la pérdida de $592 millones de pesos, le realizaron una serie de cambios, desde el nombre hasta sus actividades principales, con el fin de seguir contratando con las administraciones públicas, para ello pasó a llamarse Corporación Social, Ambiental Y Deportiva – Coosade, como una organización civil no gubernamental sin ánimo de lucro y eliminan el cargo de vocal de control que ocupaba el señor Newton y toma las riendas Carlos Andrés Trespalacios Carreño papá de quienes ocuparon el cargo de representante legal en sus inicios.

Desde ese momento desaparece la Corporación de Desarrollo Social Creciendo y nace Corporación Social, Ambiental Y Deportiva – Coosade, cuya junta directiva quedó de la siguiente forma; presidente, Carlos Andrés Trespalacios Carreño; vicepresidente, Onidys Ospino Rangel; secretaria, Sandra Milena Durán Liñán y tesorero, el hijo del presidente, Carlos Andrés Trespalacios Liñán. En la actualidad y después de haber realizado un cambio en la estructura en el año 2020 figura como secretario Carlos Alberto Munive Carrero.

El Periódico tuvo acceso a todo el expediente en el que se pudo comprobar que desde el cambio de nombre hasta diciembre de 2021 la Corporación Social, Ambiental Y Deportiva – Coosade, ha realizado 110 contratos con diferentes alcaldías. En el año 2020 en medio de la pandemia, realizó varios contratos relacionados con capacitaciones, suministro de implementos médicos, víveres para presos y realizó apoyo logístico para eventos deportivos y de navidad en varios municipios del Cesar.

El alcalde de Pueblo Bello Danilo Duque Barón, nombró a Newton Glenn Sequeda Posada, como secretario de Planeación, quién hizo parte de esa corporación cuando se llamaba Corporación de Desarrollo Social Creciendo hoy Coosade. Newton Glenn Sequeda Posada, firmó el contrato en representación de la alcaldía para organización y logística de la mesa de víctimas en Pueblo Bello por $25 millones de pesos con Coosade su antigua empresa. Otro de los contratos firmado en el 2021 por el extesorero de la fundación, Sequeda Posada, fue por $169 millones de pesos para organizar la feria del café que duró 12 días en el municipio de Pueblo Bello.

El alcalde Mello Castro en la ciudad de Valledupar le otorgó un contrato por $25 millones de pesos para capacitar a microempresarios en plena pandemia, no obstante, dentro de los ítems El Periódico encontró que el rubro en más del 80% se destinó para compra de cuadernos, antibacteriales y pendones.

En el municipio de Chiriguaná ejecutó en 2020 y 2021 varios contratos para proveer víveres para los presos de esa población y para capacitarlos.

En el municipio de Pailitas realizó contratos para realizar eventos deportivos hasta decoraciones navideñas.

En La Jagua de Ibirico dos contratos de los otorgados por Ovelio Jiménez, llaman la atención, uno por $151 millones de pesos para organizar eventos deportivos y uno por 409 millones de pesos para organizar las festividades agrícolas y mineras, este último fue ejecutado en 12 días.

El alcalde Omar Benjumea en el municipio de Codazzi le otorgó un contrato por $25 millones de pesos para la instalación de una planta eléctrica en un batallón del ejército ubicado en esa jurisdicción, a dicho contrato le realizaron una adición de $12 millones 500 mil pesos.

Por otro lado, en el municipio de Barrancas en el departamento de La Guajira ejecutó un proyecto similar al que le otorgó la administración de Augusto Ramírez Uhía. por $250 millones de pesos.

Deja un comentario