28.8 C
Valledupar
lunes, abril 15, 2024

Oficina de Cultura entre las ‘coimas’ y concursos fraudulentos

Lo más leído

“Él me cita en su oficina para que lo ayudara,  a como hacerle el brazo que se le robaron a la escultura de Peter Manjarrés, pero yo le dije que yo eso no lo hacía, que a mí me interesaba era realizar la restauración del monumento de la plaza Alfonso López, el Pedazo de Acordeón, el de la monja que está cerca de las canchas de tenis y que yo por eso le cobraba 86 millones de pesos, él me dijo que lo iba a hablar con el alcalde y que me avisaba, a los días nos volvemos a reunir en su oficina y me dice que el alcalde Mello Castro dijo que para hacer esa restauración habían 56 millones de pesos, pero que de esos, le tenía que dar 10 millones a él”, así denunció el escultor vallenato, Jorge Maestre Ramírez cómo el Director de la oficina de Cultura de Valledupar, Carlos Luis Liñán Pitre, cobra coimas a cambio de otorgar los contratos.

Esta primera reunión se realizó el 22 de junio de 2021 en la casa de la Cultura de Valledupar, donde Carlos Liñán Pitre, oficia cómo director de la Oficina de Cultura, en esa reunión se habló solo de realizar el contrato para la restauración de tres monumentos de la ciudad. Una semana después Liñán Pitre, se comunica con el escultor y se vuelven a reunir, es ahí donde se habla de la cifra de los 10 millones de pesos.

Carlos Liñan Pitre. Director de Cultura de Valledupar

“Yo llego a su oficina y me dice es que el alcalde (Mello Castro) dijo que hay 56 millones, pero de esos, me tienes que dar 10 millones a mí, yo dije quedan 46 millones de pesos, venimos saliendo de pandemia que nos ha golpeado a todos, dije, lo voy a hacer aun cuando ese no sea el valor de eso” relató Maestre Ramírez.

Dijo además, “durante la semana siguiente yo estuve pendiente, le pregunté que como iba el proceso, él me dijo, te va a llamar Johan Quintero para que te ayude a organizar el proyecto,  yo tengo disponible el presupuesto, me dijo Liñán; yo le hice el comentario a un sobrino mío que él estaba cobrando coimas para otorgar los contratos y que a mí me estaba pidiendo 10 millones de pesos, y eso llegó a oídos de él, cuando yo le escribo de nuevo el 27 de julio, Carlos Liñán, me dice que el alcalde Mello Castro dijo que ese contrato ya no iba” reveló.

Jorge Maestre Ramírez. Escultor Vallenato

Sin embargo, aunque el contrato no se llevó a cabo, el director de Cultura del municipio de Valledupar, siguió en contacto con Jorge Maestre Ramírez a quien volvió a contactar para consultarle sobre los precios de unas esculturas y las especificaciones.

“Él me llama un 22 de agosto me dice, vamos a hacer una convocatoria para unos concursos, para darles dinero a algunas personas, artistas vallenatos y demás, luego me pregunta ¿Cómo es una escultura? ¿Cuánto vale?, yo le dije; por una escultura de un metro ochenta en bronce cobro 120 millones de pesos de hecho, acabo de hacerle al colegio Bilingüe, una escultura de tres metros, esa vale casi 300 millones de pesos, le di toda la información y con toda la información armó el supuesto concurso”, explicó Maestre.

Escultura en honor a Diomédez Díaz

Este medio conoció que además de armar el concurso, antes de que este fuera publicado ya había un ganador predilecto, así lo deja entrever el escultor vallenato.

“Luego de que un estudiante mío de Bellas Artes me avisara de que ya habían publicado el concurso,  el señor (Carlos Liñán) me llama y me dice; ¿viejo Jorge ya vio la convocatoria? y  le dije sí la vi, y me vas a poner a concursar a mí, a Jorge Maestre, deja eso para los pelaos dame un trabajo para yo hacerlo, me dice, participa, que yo te doy uno de los premios, yo le dije ok, sabes yo concursaría haciendo un Rafael Escalona y me dice: no  hazte un Poncho Zuleta, el alcalde quiere que te hagas un Poncho Zuleta y yo de pendejo dure 20 días haciendo una maqueta de poncho y resulta que sale la premiación y ganan dos muchachos( Jhon Peñaloza y Misael Martínez) con un Rafael Escalona, el que colocaron en Patillal hace unos días, es decir ya estaba hecha y ya estaba pactada, por eso no me dejó hacer un Rafael Escalona”, aseveró Jorge Maestre.

Render de la escultura planeada de Rafael Ecalona.

La escultura ya estaba hecha, el concurso solo fue una fachada, la obra de Rafael Escalona la entregaron en Patillal el 25 de diciembre y 20 días antes, es decir, a finales del mes de noviembre fue que la alcaldía les entregó la plata a los ganadores del supuesto concurso. Realizar una obra de esas tarda más o menos tres meses, por eso digo que ya la obra estaba hecha y el concurso fue una fachada para entregarle 100 millones de pesos a Jhon Peñaloza y 100 millones de pesos a Misael Martínez, la de Misael aun no la han mostrado por que esa no estaba hecha.

¡Dejen de estar poniendo esperpentos en la ciudad!

Escultura en proceso de Jorge Oñate

Además de la denuncia puntual en contra de Carlos Liñán Pitre, quien además es amigo íntimo del alcalde Mello Castro, el escultor vallenato Jorge Maestre Ramírez, quien fue el artífice de monumentos como la Sirena del río Hurtado, Los Poporos, la Virgen ubicada en la glorieta del complejo de tenis entre otras, enfatizó que en la ciudad ya es hora de dejar de hacer esperpentos o mamarrachos y llamarlas esculturas.

“Los patrones y cánones para hacer una escultura humana, tienen unas normas, a un ser humano no se puede hacer más de 2 metros de alto, se hace a su tamaño natural o un poco más, a excepción de una deidad como el Jesucristo que está en la ciudad de Brasil, por otro lado los bustos son para espacios pequeños, un busto de tres metros es una falta de respeto con las normas establecidas para hacer una escultura, está muy bien hecha pero no se hace un busto de tres metros, se hace una figura de tres metros, una figura como Hércules sí se puede hacer de tres metros”, explicó el escultor.

Dijo además que aquí en Valledupar lo que hay es un poco de ‘muñecólogos’ y no escultores.

“Aquí no hacen monumentos, aquí hacen muñecos que venden como esculturas, lo que hicieron con Diomedes Díaz, fue una falta de respeto, lo pusieron por el suelo, han puesto una cantidad de muñecos por toda la ciudad que van en contra de los cánones de las obras de arte. Si están bien diseñadas las obras de Escalona y de Leandro Díaz, pero su tamaño es un exabrupto, nunca se ha visto en ningún lugar del mundo un busto en el tamaño del que colocaron en Patillal, ni un rostro del tamaño de Leandro Díaz, y menos en fibra de vidrio, ¡por Dios!”, terminó asegurando indignado el escultor vallenato.

- Advertisement -spot_img

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Nota Patrocinada -spot_img

Últimos artículos