No es una visita de rutina, hay múltiples denuncias: SuperSubsidio ante visita a Comfacesar

0
4575

El superintendente de Subsidios Familiar, Luis Guillermo Pérez, le dijo a El Periódico que se estaba realizando una visita en la Caja de Compensación Familiar del Cesar, Comfacesar, pero que no podía dar detalles de lo que se estaba realizando hasta que no terminara la inspección, sin embargo, fue enfático en aclarar que no se trata de una visita de rutina.

“No es de rutina, recibimos múltiples denuncias, debemos corroborar si los hechos son ciertos o no”, aseveró el Superintendente.

 

La mala hora de la Caja de Compensación Familiar inició este año, aunque las presuntas anomalías al parecer datan desde que estuvo al frente como gerente Ernesto Orozco Durán, al parecer la auditoria realizada por la Contraloría sobre las vigencias 2020 y 2021 y reveladas por El Periódico son en las que menos hallazgos se han encontrado, pues en los años anteriores, el número era superior.

 

Las irregularidades salieron a la luz este año, cuando se conoció que el proyecto de viviendas el Porvenir en la ciudad de Valledupar, presentó una serie de inconsistencias, en el cual Comfacesar bajo la dirección de Frank Montero Villegas, habria sido el operador. Aunque las casas fueron terminadas, no fueron entregadas en su totalidad, esto hizo que Comfacesar empezara a estar en el radar de los entes de control, sin embargo, fue en el estallido del escándalo de la presunta perdida de los recursos del fondo de los acuerdos de paz, que iban a hacer destinados para invertir en los municipios golpeados por la violencia en el departamento del Cesar, también llamados municipios PDET, debido a que a través de la Caja, se habrían direccionado millonarios contratos a un solo contratista que no estaba cumpliendo con la ejecución de las obras. Allí empezó a empañarse el nombre de la que se consideraba hasta ese entonces, la Caja de Compensación modelo de toda la región caribe.

El manejo por parte de Comfacesar de los proyectos con los recursos de regalías para los municipios Pdet marcó la mala hora la Caja, el haberle otorgado varios contratos de viviendas a la firma Cayón & Medina, para que hiciera proyectos de vivienda en el Municipio de La Jagua de Ibirico y uno en el municipio de San Diego, los cuales hoy presentan retrasos en su ejecución.

El punto final

La auditoría que tenía engavetada la Contraloría Colegiada del Cesar, y que fue revelada por El Periódico, sobre las presuntas irregularidades con el manejo de los subsidios el interior de Comfacesar, fue el punto final que hizo que la SuperSubsidio, pusiera los ojos en el Cesar y es que lo revelado por este medio de comunicación es escandaloso, realizar un contrato, por $1.250 millones de pesos para agasajos y celebraciones con el beneplácito del Consejo Directivo, cuando esos dineros debieron ser invertidos en los beneficiarios, comprar tables que al parecer no fueron entregadas en su totalidad a los beneficiarios, ni en el tiempo que era por que el contratista no era idóneo, así como los desvíos de recursos que tenían que ser destinados para madres gestantes y niños de primera infancia y que al parecer habrían terminado en campañas políticas, hacían méritos suficientes para que algún ente inspeccionara los que estaba ocurriendo en la Caja de Compensación Familiar del Cesar, Comfacesar, aunque aun falta hilo por tejer, pues aunque la fiscalía aun no se pronuncia, los hallazgos podrían tener infidencia penal, por ser recursos públicos.

Extra!

Antes del cierre de la edición de El Periódico el día viernes, se conoció de una reunión en las instalaciones del auditorio del Centro de convenciones Crispín Villazón, allí citaron a más de 300 trabajadores de Comfacesar de todas las dependencias, incluidos profesores, los trabajadores llegaron sin saber que la cita era con el Superintendente de Subsidio familiar Luis Guillermo Pérez, dentro del discurso del funcionario resaltó, que se apartarán algunas personas de los cargos, y que revisarán la contratación y si hay plata perdida debe aparecer, y los contratos para los empleados deben de cambiar, pues al parecer la mayoría tienen contrato a término fijo, dijo además que la Caja no era fortín político y que no podían obligar a los empleados a votar por ningún candidato porque estaban en un país democrático.

Deja un comentario