30.8 C
Valledupar
domingo, junio 16, 2024

Las sombras en la alcaldía de Valledupar

Lo más leído

La historia política que se vivió en la alcaldía de Valledupar, departamento del Cesar, en el año 2016 – 2019, se repite ocho años después, para aquella época Augusto Daniel Ramírez Uhía, hoy con un sin número de procesos por hechos de corrupción, estuvo como alcalde respaldado y financiado por Alfredo Ape Cuello, hoy solo cambia el nombre de quién obedece las órdenes, Ernesto Orozco Durán.

Alfredo Ape cuello, se quedó con las sectoriales más importes de la administración de Ernesto Orozco, por donde se manejan la mayoría de los recursos públicos y por donde además se hace política, hablamos de las secretarías de Obras, General, Gobierno y la descentralizada Indupal, no obstante, algunos de los personajes que fueron ubicados en los cargos tienen un oscuro pasado. Hoy solo hablaremos de Layonel David Arena Díaz, pues el historial de Guido Andrés Castilla González como la de los demás, son historias que merecen un capítulo aparte.

El lóbrego pasado del secretario de Obras 

Layonel David Arena Díaz, secretario de Obras del municipio de Valledupar

Layonel David Arena Díaz, un hombre curtido en la contratación pública fue el escogido como secretario de Obras del municipio de Valledupar, es hombre de confianza del congresista Alfredo Ape Cuello Baute, después de traicionar a su antiguo jefe, Pedro Muvdi Aranguena, condenado por vínculos con paramilitares. Arena Díaz, no solo hizo parte del staff de contratistas en el gobierno de Augusto Daniel Ramírez Uhía en 2016 -2019, ejecutando millonarios contratos, sino que, también recibió contratos en el SIVA, Emdupar, Invías, la alcaldía de Pailitas, Becerril, Chimichagua, Pueblo Bello y San Diego, cuando estuvo como alcaldesa la hoy gobernadora Elvia Milena Sanjuán.

Por otro lado, Layonel Arena Díaz, le registran varios líos con la justicia, un expediente de la Corte Suprema de Justicia lo relaciona con una presunta financiación a paramilitares con los recursos de las obras públicas que se ejecutaban en el Cesar cuando este fungió como técnico en varias de ellas, esto quedo consignado en el proceso por el que fue condenado su antiguo jefe, el congresista liberal Pedro Muvdi Aranguena.

Su historial como contratista

Antes de saltar al mundo político, Arena Díaz le registra un amplio palmarés como contratista e interventor en varias obras del departamento del Cesar, inició como persona natural y luego con la empresa Ardiz Soluciones de Proyectos S.A.S donde también involucró a su esposa María Cristina Mendoza Daza, quien registra en la trazabilidad de los documentos como accionista y representante legal de dicha empresa junto a su esposo.

En el mismo capítulo, María Cristina Mendoza Daza, esposa de Layonel Arenas, estuvo vinculada como contratista en la alcaldía de Valledupar en el periodo del alcalde Augusto Ramírez Uhía, en la sectorial de Tránsito municipal, mientras su esposo recibía millonarios contratos para las interventorías de varias obras públicas en la ciudad.

En el recorrido como contratista aparece en la ejecución e interventorías de diferentes proyectos a lo largo y ancho del Cesar; ejecutó obras como; la interventoría de la construcción del plan centro de Valledupar y las redes húmedas, contratados por el Sistema Integrado de Transporte de Valledupar – Siva y la alcaldía de Valledupar respectivamente.

Dentro de sus socios con los que armó consorcios para quedarse con la contratación, aparece Libardo José Cuello Herrera, los hermanos López Galván, socios de José Guillermo Castro González, hoy director de IDECESAR, hermano del exalcalde Mello Castro González.

El Periódico conoció más de 50 contratos, entre ellos, unos muy polémicos:

  • Municipio de San Diego, donde la exalcaldesa y hoy gobernadora Elvia Milena San Juan, le entregó dos contratos en 2017 por 675 millones de pesos, uno para reposición de redes y el otro para pavimentación de vías urbanas, cabe destacar que para la ejecución de uno de los contratos Layonel arenas sé consorcio con Libardo José cuello Herrera, familiar del congresista Alfredo Ape Cuello.
  • Becerril y Pailitas; Layonel Arenas y Libardo Cuello Herrera se consorciaron para ejecutar la adecuación de los hospitales de esas poblaciones y construir una morgue en uno de ellos, por un valor cercano a los 300 millones de pesos.
  • En Chimichagua, Emdupar, Codazzi y el hospital Eduardo Arredondo Daza, también le dieron contratos a Arena Díaz, por un valor cercano a los 600 millones de pesos.

En ese recorrido por la contratación pública aparecen dos contratos que llaman la atención, el primero firmado con Fedecahucho, para la mejora de la vía entre Pueblo Bello y Nuevo Colón por valor de 569 millones de pesos y dos con INVIAS en los años 2020 y 2021 cercanos a los 700 millones de pesos, otorgado por la directora de INVIAS seccional Cesar, Onna María Zuleta Araujo, para el suministro de mezcla asfálticas para vías en el departamento del Cesar.

En el año 2023 mientras le hacía campaña a Ernesto Orozco Durán para la alcaldía, su empresa contrató con el alcalde de Pueblo Bello, Danilo Duque Barón y en la alcaldía de Tamalameque, además ejecuto tres contratos en el municipio de Barrancas en el departamento de La Guajira, donde estaba como alcalde Iván Mauricio Soto, aliado político de Ape Cuello.

Los líos con la justicia y los parapolíticos

Sus líos con la justicia iniciaron durante los años 2001 y 2002 en la ciudad de Barranquilla, cuando su nombre salió salpicado en el caso de Yolanda Osorio de Borge, quien fungía como secretaria del Juzgado Noveno Civil de esa ciudad, quién valiéndose de su cargo autorizaba a terceros sin facultades para cobrar cauciones judiciales. Una de las personas señaladas por la Fiscalía de cobrar esas cauciones fue Layonel Arenas Díaz, por lo que fue señalado junto a otras personas de haber presuntamente cometido el delito de peculado por apropiación.

Pero eso no es lo único, en el año 2017 se conoció la sentencia única de la Corte Suprema de Justicia contra el excongresista parapolítico, Pedro Muvdi Aranguena, cuyo magistrado ponente fue José Luis Barceló Camacho, allí el nombre de Layonel Arena Díaz, salió a relucir en múltiples apartes del expediente.

Según el documento y relatos de testigos en el proceso e interceptaciones de llamadas, Arena Díaz era la mano derecha de Pedro Muvdi y era el encargado presuntamente de manejar las coimas que se pagaban de la contratación relacionada con obras de construcción de vías en el departamento del Cesar.

En las grabaciones, que fueron conocidas por la opinión pública, se escucha al señor Layonel Arena Díaz, en diálogo con Pedro Muvdi, cuando este se encontraba en prisión, hablando sobre unos presuntos pagos. La Fiscalía determinó que los pagos se habrían hecho a miembros de las autodefensas a través de un paramilitar conocido en el municipio de Pueblo Bello como alias ‘El cura’ y que dichos recursos habrían salido de las obras que se ejecutaban en el Cesar, obras en las que el hoy Secretario de Obras de Valledupar ejercía el papel de ingeniero en las empresas que ejercían la interventoría y de las cuales él tenía acceso al manejo del recurso.

El mismo Layonel según se soporta en el expediente de la Corte, reconoció que tenía el manejo de los dineros, pero que era para el pago de proveedores, pero negó tajantemente conocer a Pedro Muvdi, pese a que todos en el departamento sabían que fue el parapolítico el que lo apadrinó para llegar hasta la dirección de Invias en el Cesar.

- Advertisement -spot_img

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Nota Patrocinada -spot_img

Últimos artículos