24.3 C
Valledupar
domingo, mayo 26, 2024

La estructura detrás del negocio más grande en la historia de la gobernación del Cesar

Lo más leído

El proceso licitatorio más grande en la historia del Cesar, por alguna razón nadie lo vio pasar. Presentaron propuestas el mismo grupo de empresas que orbita en las jugosas contrataciones de la era Monsalvo. Como siempre, aparecen intercaladas firmas de este grupo: unas asociadas en el consorcio ganador y otras en el consorcio aparentemente vencido. Nadie entiende como ninguna otra empresa constructora del país se interesó en un negocio de más de medio billón de pesos.

Luis Alberto Monsalvo Gnecco

Se trata del contrato del “Plan vial departamental del Cesar”, que tiene por objeto el mejoramiento de trescientos kilómetros de vías secundarias y terciarias, en el marco del Pacto Funcional Cesar-Guajira, por un valor cercano a los 600 mil millones de pesos contando el costo de la interventoría. Una obra, por supuesto, necesaria.

Sin embargo, surge una gran pregunta: ¿A quién le dieron este megacontrato?

El consorcio ganador: 

El afortunado contratista de este megacontrato es el CONSORCIO INFRAESTRUCTURA VIAL DEL CESAR, que tiene como jefe de grupo a la empresa INGEPROYECTOS CIVILES MARIA LA BAJA S.A.S. ZOMAC con un 85 % de participación. La composición restante se la dividen HARINSA NAVASFALT CONSTRUCCIONES S.A.S., CONSTRUOBRAS MARIA LA BAJA S.A.S. ZOMAC e INGECONSTRUCIONES MLB S.A.S. ZOMAC con el 5 % de participación cada una. Al igual que los contratos de los Colegios Alfonso López, Casd e Instpecam, el “Consorcio del Plan Vial” reporta como sede una dirección en zona rural del municipio de María La Baja, Bolívar.

Empresa recién constituida y sin experiencia:

INGEPROYECTOS CIVILES MARIA LA BAJA S.A.S. ZOMAC es una empresa matriculada el 21 de febrero de 2020 e inscrita en el Registro Único de Proponentes apenas el 13 de abril de 2022. Cómo única experiencia reportó haber sido subcontratista del CONSORCIO CONSTRUVIAS CESAR. Para decirlo en otras palabras: La construcción de este plan vial, que vale medio billón de pesos, es la primera obra pública de este contratista.

INGEPROYECTOS CIVILES

¿Quién está detrás de esta empresa de María La Baja?

La firma INGEPROYECTOS CIVILES MARIA LA BAJA S.A.S. ZOMAC representada por Hernan Gabriel Fortich Mendoza al momento de constituirse el Consorcio Infraestructura Vial del Cesar, es “hija única” de CONSTRUCTORA Y PROMOTORA ODIN SAS. ODIN, creada en mayo de 2019, pertenece a CONSTRUCTORA Y PROMOTORA AR S.A.S. de ANGEL ALBERTO RINCÓN LINAJE y al mencionado señor Fortich Mendoza.

Hernan Gabriel Fortich Mendoza

En la actualidad, Ángel Alberto Rincón Linaje es representante legal de INGEPROYECTOS CIVILES MARIA LA BAJA S.A.S. ZOMAC, CONSTRUCTORA Y PROMOTORA ODIN S.A.S. y de INGECONSTRUCCIONES MLB S.A.S. ZOMAC otra de las empresas firmantes del cuestionado consorcio con 5 % de participación. Quiere decir que, ANGEL ALBERTO RINCÓN LINAJE tiene en realidad el 90% de participación consorcial a través de dos firmas diferentes.

Ángel Alberto Rincón Linaje

Los escándalos de Hernán Fortich y Alberto Rincón:

La Contraloría General de la República adelanta proceso de responsabilidad fiscal contra la empresa “madre” de INGEPROYECTOS CIVILES MARIA LA BAJA S.A.S. ZOMAC, por obras financiadas en el departamento de Bolívar con Recursos del Sistema General de Regalías durante la administración de DUMEK TURBAY. Se trata del Hallazgo 87212, relacionado con irregularidades en la ejecución del contrato de obra No.4635 de 2019, suscrito entre el Departamento de Bolívar y el “Consorcio Conexión Bolívar” del cual hizo parte CONSTRUCTORA Y PROMOTORA ODIN SAS, el cual tuvo como objeto: «MEJORAMIENTO DE LOS PUNTOS CRÍTICOS DE LA VÍA PRIMARIA QUE COMUNICA A LOS MUNICIPIOS DE CICUCO, TALAIGUA NUEVO Y MOMPOX, DEL DEPARTAMENTO DE BOLÍVAR”, suscrito por un valor de $28.878.400.674. Una labor similar a la encomendada ahora a estas firmas por parte de la Gobernación del Cesar.

Conformación de consorcio
Certificado de proponentes

De María la Baja a Madrid:

Sobresale en este raro consorcio una firma de ascendencia española y que al final es quién aporta la experiencia en favor del Consorcio. Se trata de HARINSA NAVASFALT CONSTRUCCIONES S.A.S. representada por Alfonso Navarro Peromingo, contratista presente en un sinnúmero de procesos en todo el territorio nacional. Esta firma es hija de HARINSA NAVASFALT SA con origen en España y de HARINSA NAVASFALT COLOMBIA SAS constituida en Colombia.

¿De quién era el otro Consorcio en esta historia?

En el Consorcio “perdedor” está la empresa de Antony Wong Lorduy GLOBAL DESIGNS AND BUILDINGS S.A.S. ZOMAC con sede en Morroa, Sucre. La que, en cambio, se quedó con el contrato de construcción del nuevo Colegio Alfonso López de Valledupar, por valor de 45 mil millones de pesos.

Gobierno departamental promocionando el plan vial departamental

La relación de las empresas del Consorcio perdedor, con el Consorcio ganador.

La empresa de Antony Wong Lorduy GLOBAL DESIGNS AND BUILDINGS S.A.S. ZOMAC, que figura como vencida en el proceso licitatorio del plan vial del Cesar, es socia de una de las empresas del grupo de Alfonso Navarro Peromingo en Santander. Estamos hablando nada más y nada menos que del CONSORCIO CONSTRUCTOR G.M. SANTANDER, que tiene a cargo la construcción del anillo vial externo metropolitano en dicho departamento, por valor de 350 mil millones de pesos.

El interrogante que queda es ¿Quién está detrás de todo este esquema de contratación pública y de este conglomerado de empresas constructoras? Esto que no parece ser un proceso dejado a merced del azar. Llama poderosamente la atención que, en una licitación tan grande, solamente se hayan presentado dos consorcios. Consorcios compuestos por empresas que licitan en el eje Cesar-Bolívar-Santander, en las gobernaciones de los Gnecco, los Blel y los Aguilar ¿Si hubo publicidad del proceso? ¿Ninguna otra empresa constructora del país se interesó en un negocio de medio billón de pesos? ¿El Secop de la Gobernación del Cesar solo es legible en Morroa, Turbaco y María La Baja?

Por Xavier Estrada.

- Advertisement -spot_img

Más Artículos

1 COMENTARIO

  1. Estimado, claro que hay interés de muchas constructoras en estos millonarios procesos, pero la manera como han llevado estas licitaciones hace que todos se quiten del negocio porque es perder el tiempo. Como dicen, hecha la Ley (pliego tipo) hecha la trampa; colocan requisitos de por ejemplo un contrato con alcance de 180 km porque según ellos van a intervenir todas las vías (lo cual no es cierto pues el $$ no alcanza, pero es para poder subir requisito) nadie lo cumple y llegan ellos con empresas de papel, con experiencias falsas (pues la Cámara de comercio deja ahora inscribir cualquier cosa) y como se presentan en carrusel (solo ellos) pues no hay quien luego objete la experiencia y la dan por cumplida. Cualquier otro proponente que se atreva entrar lo descalifican porque ajá (como dicen ustedes) y nadie quiere perder tiempo porque sabe que todos están $$ con la misma. Pero mi amigo, sigue investigando, que encontrar las barbaridades que hacen es muy fácil, lo difícil es encontrar alguien que no esté en el carrusel para que tramite la denuncia. cualquier cosa a la orden.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Nota Patrocinada -spot_img

Últimos artículos