El endeudamiento del Cesar en 12 años de gobierno de la casa Monsalvo Gnecco

0
360

Durante los tres gobiernos que lleva la casa Gnecco en el poder de la gobernación del Cesar, dos en manos de Luis Alberto Monsalvo en medio de suspensiones de cargo y uno de Francisco Ovalle Angarita, han realizado 11 empréstitos por valor de $396 mil millones de pesos, los cuales, según pudo establecer El Periódico, se realizaron para pavimentar vías y construcción de parques, incluyendo la construcción de la Casa en el Aire que aún no está culminada.

¿Qué es un EMPRÉSTITO?

Es cuando una entidad necesita una financiación elevada de dinero y le es costoso conseguirlo de un solo prestamista, por ello recurre a los empréstitos, que son pequeños préstamos de varias cooperativas de crédito comprometiendo títulos valores y su financiación es a largo plazo.

La deuda de Luis Alberto Monsalvo


En el primer gobierno de Monsalvo, es decir, en el año 2014, se realizaron tres prestamos, cada uno por 30 mil millones de pesos. Los tres se realizaron el mismo día, el 27 de agosto de ese año, entre la gobernación del Cesar y los bancos BBVA, Davivienda y Bancolombia. Para estos créditos la gobernación comprometió recursos de la sobretasa al ACPM durante 10 años. El empréstito de los $90 mil millones conseguidos con las tres entidades financieras fue destinado en el papel para el sector vial, tanto rural como urbano, del departamento del Cesar.

Franco Ovalle y su endeudamiento


Durante los cuatro años de gobierno de Francisco Ovalle Angarita, alfil de la casa Monsalvo Gnecco, realizó tres prestamos por mas de 94 mil millones de pesos de la siguiente manera: El 3 de mayo de 2018 se firmó entre la gobernación del Cesar y el banco BBVA, el primer empréstito por valor de $45 mil 754 millones 288 mil 489 pesos, en los cuales se comprometieron recursos de regalías por 10 años para pagar el crédito. Los dineros del préstamo fueron destinados para la construcción de parques y la polémica Casa en el Aire que nunca se terminó.

El 30 de mayo de 2018 se firma un nuevo préstamo con la entidad bancaria Bancolombia, por $41 mil 521 millones 064 mil 736 pesos, comprometiendo recursos de regalías durante ocho años para el pago de la obligación. Según el documento, los dineros conseguidos a través del endeudamiento serían invertidos en la pavimentación de varias vías en el departamento del Cesar que previamente habían sido aprobadas en el Órgano Colegiado de Administración y Decisión, OCAD.

Unos meses antes de abandonar el cargo de gobernador, Franco Ovalle, realizó con la entidad financiera BBVA un empréstito por $7 mil millones de pesos, pignorando o comprometiendo los recursos provenientes de la sobretasa a la gasolina del departamento del Cesar por 10 meses. Esta deuda se realizó para que la gobernación pudiese pagar los gastos de funcionamiento de la entidad.

Las deudas de Monsalvo en el segundo mandato


El 2 de septiembre de 2020 en medio de la primera suspensión del gobernador Luis Alberto Monsalvo se dio el primer empréstito de su segundo gobierno. Ese se firmó entre el banco BBVA y el entonces gobernador encargado Wilson Andrés Solano García, por un valor de $13 mil millones de pesos para invertirlos en la compra de maquinaria amarilla. Esta pignoración comprometió los ingresos de recursos propios durante cuatro años.

Con la salida de Solano siguieron los empréstitos. Lorena Paola Hernández Dangond, secretaria general de la gobernación, entre los meses de septiembre y octubre de 2021, realizó cuatro préstamos con diferentes entidades bancarias por un valor total de $200 mil millones de pesos.

El 10 de septiembre se realizó con BBVA un préstamo por 50 mil millones de pesos, el 30 del mismo mes se efectuó otro con el Banco Popular por $50 mil millones más, el 21 de septiembre otro con Findeter por $50 mil millones y el 8 de octubre, el último, por $50 mil millones de pesos con el Banco de Bogotá.

Tres de estos endeudamientos se realizaron para “Mejoramiento de vías secundarias y terciarias en el marco del pacto funcional Cesar – Guajira”, y uno para el plan vial departamental para darle cumplimiento al programa de desarrollo. Los créditos fueron concebidos para pagarlos en un plazo de 10 años cada uno se pignoraron recursos provenientes de la sobretasa del ACPM, asignaciones directas del sistema general de regalías (carbón) y recursos de regalías e impuestos de la venta del licor en el departamento del Cesar.

Deja un comentario