Editorial – El olvido del contralor

0
900

Un día antes de que los periodistas Valeria Santos y Sebastián Nohra hicieran pública la denuncia por Blu Radio sobre la corrupción con los recursos de la paz a través de la aprobación de proyectos en el OCAD PAZ, y el pago de dadivas a funcionarios del alto gobierno y funcionarios de la Contraloría, el contralor delegado para el seguimiento de las regalías, Aníbal José Quiroz Monsalvo, quiso lanzar una cortina de humo relacionada con el cartel de los paneles solares, proyectos a través de los cuales se fugaron miles de millones de pesos en varios departamentos de Colombia, entre ellos La Guajira y el Cesar, sin embargo, al contralor se le olvido mencionar en el informe a tres alcaldes del departamento que también hacen parte del cartel, pues fueron las mismas empresas las que ejecutaron los millonarios contratos de paneles solares.

El contralor señaló en el documento a cuatro alcaldías del Cesar donde se habría movido un presunto cartel de la contratación, como son; Becerril, Codazzi, Pueblo Bello y el municipio de La Paz, sin embargo, El Periódico en una revisión sobre el actuar de las empresas barranquilleras que se quedaron con los millonarios contratos, encontró que el municipio de Valledupar, en cabeza de su alcalde Mello Castro González, el municipio de Manaure, dirigido por Henry Oñate Fragoso, y el municipio de San Diego, liderado por su alcalde Carlos Mario Calderón, también contrataron el mismo proyecto con las mismas empresas. Estas tres alcaldías se quedaron por fuera del informe del contralor Aníbal Quiroz Monsalvo. ¿Por qué?

Valledupar

El alcalde de Valledupar, Mello Castro González, al igual que las alcaldías señaladas por Quiroz, está inmerso en el cartel, así lo evidenció El Periódico en el contrato 003 del 11 de mayo de 2021 firmado entre la unión temporal ZNI Valledupar representando por Saúl Samuel Sandoval Arraut y la alcaldía de Valledupar. Cuyo objeto es “implementación de sistemas autónomos de generación de energía solar fotovoltaica para la energización de viviendas en las zonas rurales no interconectadas del municipio de Valledupar”. Por un valor de $9.628 millones de pesos, para ejecutarlo en 11 meses.

El Consorcio fue conformado por las empresas PROYECTOS Y MEDIO AMBIENTE S.A. DE C.V. (Integrante extranjero sin domicilio en Colombia) con el 85 % de participación y ESCO-COMPAÑÍA DE SERVICIOS ENERGETICOS S.A.S. con el 15 % de participación, esta última hace parte de las empresas señaladas por la Contraloría de estar cartelizadas para quedarse con los millonarios contratos y cuyos dueños están relacionados con el Ministerio de Minas y Transporte.

Para los que desconocían el tema, el municipio de Valledupar es PDET rural, es decir, que también jalonó millonarios recursos de la paz, la mayoría para hacer mejoramientos de vías terciarias, implementación de los paneles solares en zonas apartadas y optimización de acueducto.

San Diego

El alcalde del municipio de San Diego, Carlos Alberto Calderón, también contrató la energía fotovoltaica con las empresas señaladas de pertenecer al cartel, a través del contrato LP 006 -2021, firmado entre la alcaldía de esa población y la unión temporal CONSTRUCCIONES E INGENIERIA 2021, por $4.261 millones de pesos para la puesta en marcha de la “implementación de sistemas autónomos de generación de energía solar fotovoltaica para la energización de viviendas en las zonas rurales no interconectadas del municipio de San Diego” en un periodo de ocho meses.

La unión temporal CONSTRUCCIONES E INGENIERIA 2021, está conformada por INGELCOR INGENIERIA S.A.S. 40 % de participación, CONSTRUMOL S.A.S. 30 % de participación, y DISELECTRICOS S.A.S 30 % de participación. Estas empresas son las mismas que han ejecutado los proyectos de energía fotovoltaica en el Cesar y La Guajira y pertenecen al cartel de los paneles según la contraloría, lo curioso es que no incluyo de este municipio.

Manaure

En el municipio de Manaure también llegaron los tentáculos del cartel de los paneles solares, con las mismas empresas que se apoderaron de toda la contratación millonaria en el Cesar y La Guajira, que fueron financiadas con los recursos de la paz.

El alcalde Henry Oñate Fragozo, autorizó la firma entre su administración y la UNION TEMPORAL ENERGIA DEL PERIJÁ la puesta en marcha del proyecto denominado “implementación de sistemas autónomos de generación de energía solar fotovoltaica para la energización de viviendas en las zonas rurales no interconectadas del municipio de Manaure” por un valor de, $2.267 mil millones de pesos, para ejecutarlo en 7 meses.

La UNION TEMPORAL ENERGIA DEL PERIJA, está conformada por CONSTRUMOL S.A.S, con un 60% de participación, la empresa DISELECTRICO S.A.S, 20% de participación y ESCO COMPAÑÍA DE SERVICIOS ENERGETICOS S.A.S. 20% de participación.

Cabe destacar que las obras en el municipio de Manaure estaban suspendidas y fue retomado el proyecto luego que estallara el escándalo de la pérdida de los recursos de la paz y pago de dadivas a congresistas, funcionarios del gobierno y entes de control.

 

 

Deja un comentario