22.8 C
Valledupar
martes, junio 18, 2024

Catatumbo sinónimo de progreso

Lo más leído

Por: Yordy Alejandro Prado Casadiegos

Si hablamos de política en Norte de Santander y de inversión en el Catatumbo, podemos darnos cuenta cómo ha cambiado la región, esta región de gente trabajadora, de campesinos orgullosos y de políticos honestos y es que son estos últimos los que han hecho de la región catatumbera el ejemplo del país, año tras año son elegidos por el pueblo; muy honorables ellos y comprometidos con sus electores, han levantado los cimientos de un gran departamento, donde las carreteras hacen ver las más modernas autopistas europeas como caminos de herradura, y es gracias a los padres de la patria que cada centavo se invierte con mucho juicio en la región, donde nadie se acuesta sin comida, donde cada casa tiene una ducha caliente y las más prestigiosas universidades han decidido implementar sedes, ya que todos sus habitantes hablan por lo menos dos idiomas aparte del nuestro; donde las multinacionales han decidido traer sus empresas; esto por supuesto, con la gestión de los nobles políticos que incansablemente buscan hacer del territorio la nueva potencia de Colombia.

Cómo puede uno ofenderse con los actos de nuestros representantes, si todos ellos se han esmerado por hacer de Ocaña y la provincia el Dubái de Colombia, donde la inversión está a la orden del día; claro, todo esto muy bonito, y tan emotivo que dan ganas de llorar, que orgullo se siente en el pecho al decir “yo soy Liberal, soy Conservador”, y es que les debemos todo este progreso a los partidos políticos, Cómo y por qué cuestionar a nuestros alcaldes, concejales, gobernadores, representantes, diputados si estos trabajan incansablemente por la zona, ¡ojo, sin robarse un solo peso, vuelvo y repito!

Tomemos como referencia al honorable e ilustre hijo del Catatumbo, que en una década convirtió estos municipios en la tierra prometida, donde ahora corren ríos de leche y miel, donde las más grandes empresas han querido llevar sus compañías, ya que la violencia, el analfabetismo y las guerrillas que algún día transitaban estas zonas con fusil en mano y botas de caucho son cuentos del pasado.

Si uno parte de Ocaña al Catatumbo en automóvil, se puede comprobar la gestión en obras de infraestructura vial; eso sí, hay que instalar en el móvil una aplicación GPS, ya que te puedes perder en las intrincadas rotondas y puentes que actualmente se evidencian en las autopistas; sigamos con el recorrido, nos recibe en la entrada de cada pueblo, disculpen, CIUDAD, un guardia de seguridad que nos sonríe y nos invita a seguir y disfrutar de la mejora de la región. En la entrada yace una estatua de un gran mandatario local, reverenciado con flores y guirnaldas que adornan su cabeza, y una frase inspiradora que haría enmudecer al mismo Gandhi, “Me representa”, continuando con el recorrido podemos ver que el mandatario ha hecho mucho por la ahora metrópoli, escuelas, calles bien pavimentadas, negocios abiertos, centros comerciales.

Definitivamente, si nos representa este mandatario, dicen los catatumberos, ya que es una persona intachable, correcta, honesta y que siempre está trabajando por la tierrita. Qué celos deben sentir en los demás departamentos de Colombia, definitivamente Norte de Santander y el Catatumbo son la envidia del país.

- Advertisement -spot_img

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Nota Patrocinada -spot_img

Últimos artículos