28.3 C
Valledupar
jueves, abril 18, 2024

Emdupar viable y con futuro

Lo más leído

Columnista, Alfonso Horta Jr.

Debo decir que desde hace un tiempo transita en mi cabeza la idea de realizar un análisis a los Estados Financieros de EMDUPAR, y hoy dando lectura a una columna de opinión publicada en este medio de comunicación en donde el Dr. Ernesto Orozco hizo unas acotaciones que considero acertadas; me vi motivado a plasmar mi punto de vista profesional como auditor financiero. Es por eso que voy a tratar de explicar en un lenguaje comprensible lo que a mi juicio nos muestran las cifras que reportó la empresa con corte a junio de 2021 la Contaduría General de la Nación.

ndicadores Financieros:

Razón corriente Activo Corriente $35.381.890.699 83%
Pasivo Corriente $42.723.631.115

 

El indicador de razón corriente de la compañía es de 83%, esto quiere decir que la empresa se encuentra en capacidad de pagar el 83% de sus acreencias de corto plazo con los activos corrientes tales como: Efectivo en caja, bancos y demás productos financieros.

Autonomía Pasivo con terceros $55.675.522.648 26%
Patrimonio $214.443.772.187

 

El resultado nos indica que el financiamiento de la empresa es sólido, pues su operación se apalanca en el patrimonio de la empresa y no en las deudas con terceros.

Endeudamiento Pasivo con terceros $55.675.522.648  0,16
Activo Total $340.951.952.445

 

Esto indica que de cada peso invertido en activos 84 centavos (84%) están financiados por los accionistas, y este es un factor utilizado para evaluar la solidez de las compañías por las instituciones financieras entre otras entidades.

Es preciso anotar que el pasivo total de EMDUPAR asciende a más de $124 mil millones de pesos, pero el 55% de este ($69 mil millones), obedece a un cálculo de impuesto diferido, que solo sería pagadero en caso de que se fueran a vender los activos (planta de tratamiento y edificaciones) de EMDUPAR al valor de mercado.

Dicho lo anterior, debemos recordar que en distintos medios de comunicación la Gerencia y la Jefatura Jurídica, han anunciado la INVIABILIDAD de la empresa, y esto ha dejado en el ambiente que EMDUPAR tiene serios problemas para continuar como un negocio en marcha, lo cual en el fondo no es real y falta a la verdad.

El problema básico que aqueja hoy en día a EMDUPAR es el pobre recaudo que existe, lo cual redunda en un bajo flujo de caja (no hay dinero disponible para pagar a tiempo), situación que se agravó con las restricciones que el gobierno nacional impuso sobre la potestad que tenía la empresa para suspender el servicio a los morosos, a lo que hay que sumar las décadas de presuntos malos manejos administrativos y a una supuesta muy onerosa convención colectiva; esta amalgama de variables tiene en aprietos a la Gerencia para cumplir con los compromisos de pago a sus proveedores y empleados.

Solución propuesta por la Gerencia

La Gerencia y la Jefatura Jurídica de Emdupar han expresado en un par de titulares de prensa que la solución a los males que aquejan a la empresa es un “Contrato ATIPICO de Colaboración Empresarial”, sin más detalles.

Ni más ni menos, desde el mismo seno de la empresa nos están prendiendo las alarmas, y uno debe hacerse las siguientes preguntas:

  1. ¿Cómo así que atípico?
  2. ¿Quién y cómo determinaron que esa es la solución?
  3. ¿Cuál es la duración del contrato?

Las respuestas a todas y cada una de estas preguntas las deben tener los miembros de la Junta Directiva, pues ellos son quienes deben autorizar a la gerencia para que celebre ese contrato ATIPICO, pero no sin antes existir un estudio técnico y económico que determine que esa es la solución, pues eso exigen los Estatutos de la empresa.

Solución propuesta por mí

Como he manifestado durante este escrito a mi mejor saber y entender y apegado estrictamente a mi conocimiento técnico, pienso que el problema de EMDUPAR está en que su flujo de caja no le permite cumplir con sus obligaciones en el corto plazo, para lo cual puede haber distintas opciones; las más simples son renegociar los plazos de pago con los proveedores de insumos, disminuir el gasto en personal en misión y exigirle al operador RADIAN eficacia en las labores de cobro.

Sin embargo, me veo obligado a pensar que para haberle comunicado a la opinión pública que la empresa era inviable se tuvieron que haber agotado esos pasos, por lo cual pienso que la solución debe ser drástica, sí. Pero no ATIPICA.

Así las cosas, mi propuesta de salvamento en cinco puntos para la empresa es:

  1. Suscribir un acuerdo de reestructuración de pasivos.
  2. Intervención del Ministerio de Trabajo para renegociar los términos de la convención colectiva.
  3. Realizar un estudio técnico de los perfiles y dedicaciones de los empleados de planta de EMDUPAR que permitan una redistribución eficiente de la fuerza de trabajo administrativa.
  4. Gestión del señor Alcalde ante el Gobierno Nacional, para adelantar las obras que tanto necesita la ciudad.
  5. Realizar un análisis profundo del estado de la cartera, determinar cuáles son las vigencias incobrables y empezar procesos masivos de cobro coactivo a la cartera recuperable.

Como conclusión de lo anterior mi concepto es que EMDUPAR es viable y tiene futuro, solo se requiere una gerencia y una Junta Directiva comprometida a sacar la empresa adelante, con actuaciones transparentes y de cara a la ciudadanía.

Pregunta abierta a las directivas de EMDUPAR:

¿Dónde está el resultado del estudio técnico y económico que determinó como opción de “salvamento” la suscripción de un contrato ATIPICO?

Por Alfonso Horta Jr.
Contador Público – Auditor Financiero   Twitter: @AlfonsoHorta

Artículo siguiente
- Advertisement -spot_img

Más Artículos

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Nota Patrocinada -spot_img

Últimos artículos