24.8 C
Valledupar
sábado, julio 13, 2024

El contratista que dejó “tirado” el puente entre Corozal y Betulia

Lo más leído

Por Xavier Estrada

El 4 de mayo de 2022, el exalcalde Aníbal de la Ossa contrató por más de dos mil millones de pesos con el arquitecto Mario Alberto Tirado Pérez, la reconstrucción del puente que sobre el Arroyo Grande conecta a Corozal con Betulia. El nuevo puente tenía que construirse en un plazo máximo de ocho meses. Sin embargo, se van a cumplir dos años desde la firma del contrato y la obra aún sigue sin terminarse, generando afectación y caos en la movilidad hacia la sabana sucreña.

Aníbal De La Ossa, exalcalde de Corozal, Sucre.

Acá les contamos todo sobre este contratista que tiene en jaque a los corozaleros:

El Consorcio Puente Arroyo Grande:

El Consorcio Puente Arroyo Grande, representado legalmente por Mario Alberto Tirado Pérez, lo integran EDUAR ALFONSO MONTIEL PERALTA y la empresa ALGAR CONSTRUCTORA S.A.S. de propiedad del mencionado Arquitecto sincelejano. ALGAR fue constituida el 14 de marzo de 2019 e inscrita en el Registro Único de Proponentes el 28 de agosto de 2021. Es decir, el negocio firmado con el exalcalde Aníbal De La Ossa, es quizás apenas su primer contrato de obra pública. Por su parte, Montiel Peralta registra cerca de setenta y tres contratos de pequeñas cuantías con alcaldías de Córdoba, Sucre, Magdalena y Cesar. Empero, ninguna de las obras que ha ejecutado resulta de la envergadura del puente sobre el Arroyo Grande. Básicamente, tanto Montiel como el Arquitecto Tirado, estarían construyendo por primera vez un puente de estas proporciones cualidades y costos. En resumen, estos “constructores” no tenían la experiencia suficiente para construir este puente.

Los líos de Montiel construyendo otros puentes.

Parece que a Montiel no le va muy bien construyendo puentes. En agosto de 2021, Eduar Montiel fue contratado por la Alcaldía de Valledupar para la construcción de un puente sobre la acequia Las Mercedes a la altura del barrio Villa Taxi. El contrato, inicialmente por valor de doscientos ochenta y dos millones de pesos, resultó envuelto en polémicas por su diseño estructural, retrasos en la construcción y adiciones que elevaron el costo de la obra a cerca de cuatrocientos millones de pesos. Al igual que ocurre en Corozal, en Valledupar la comunidad del barrio Villa Taxi sufrió afectaciones por las demoras del contratista e inconformidades por el diseño del puente que afectó urbanísticamente el paisaje y fechada de viviendas aledañas, que derivaron en inundaciones a residencias que paradójicamente no ocurrían antes de la remodelación del puente. En su momento, El Periódico denunció dicha obra. Es como si se repitiera la historia, pero en otra latitud.

Puente sobre la acequia Las Mercedes, barrio Villa Taxi de la ciudad de Valledupar

Por todas estas razones, las preocupaciones y quejas de la comunidad corozalera no son en vano. Lo que se esperaba fuera el saldo a una deuda histórica con la región de la sabana sucreña, de modernización de un puente obsoleto en el que no cabían dos vehículos y que exponía a los peatones, se convirtió en una pesadilla para los vecinos de los barrios San Francisco, Los Cerezos y Cartagena de Indias. Con los antecedentes y calidades que hemos expuesto acerca de los constructores, no hay garantías que la obra quede bien hecha. Han pasado exactamente veintiún meses desde que el exalcalde Aníbal De La Ossa firmó el contrato con el Arquitecto Mario Alberto y las obras parecen como si apenas hubieran empezado ayer. Se trata de un puente que está “tirado” por el contratista, una obra que nadie sabe si la van a terminar.

Estado actual del puente Arroyo Grande que conecta a Corozal con Betulia.
- Advertisement -spot_img

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Nota Patrocinada -spot_img

Últimos artículos